La escena del rap en España I: Zaragoza

La escena del rap en España I: Zaragoza

El origen de cualquier escena radica en las circunstancias culturales en las que se encuentre la población o poblaciones donde comienza a germinar.

En el caso de Zaragoza, como ya ocurriese con Torrejón de Ardoz en su día (y según cuentan leyendas de allí como El Chojín o Frank T), una base militar estadounidense abrió una nueva vía musical en la ciudad maña, todavía lejos del fervor artístico de ciudades grandes como lo eran Madrid o Barcelona. El contacto con el sonido negro al otro lado lado del charco supuso el florecimiento de una serie de bandas y MCs que, en una España aún resacosa de la cerrazón en tiempos de dictadura, marcó el destino del rap en España, y por qué no decirlo, en Latinoamérica y todos aquellos núcleos  donde el idioma está presente.

Como era de esperar, los comienzos no fueron sencillos, y los primeros pasos siempre son torpes y caracterizados por una heterogeneidad propia del desconocimiento. No  había un apoyo evidente por parte de ninguna institución, ni bares o salas donde dar rienda suelta al freestyle, pero el tesón y esfuerzo de varias personas situadas en el lugar y momento adecuados dieron lugar a auténticos iconos  de la música en este país.

Todo el mundo conoce sobradamente a Violadores del Verso, pero no comenzaré por lo obvio, pues previo al estrellato de este grupo sin igual, fueron otros los protagonistas del punto de partida de tal eclosión, como es el caso del mítico DJ Potas, cuya incursión en la escena dio lugar a una serie de movimientos en Zaragoza que dieron forma al sonido actual. En su caso, su interés por la cultura hip hop comenzó a raíz de documentales y películas centrados en ella, y decidió ponerse a los platos y además presentar un programa de radio llamado Special Zulú donde tenían cabida todos aquellos artífices del sonido maño. Más tarde, un gran número de artistas locales grabaron con él sus maquetas, y se convirtió en referencia absoluta, siendo citado en numerosas ocasiones en temas de Violadores.

Dj Potas
Dj Potas

Pero DJ Potas no fue el único destacado en estos años. La semilla de Violadores comenzaba a formarse en GangstaSquad, grupo formado a principios de los años 90 y que contaba en sus filas con figuras que más tarde serían de renombre, como son Lírico y Brutal, DJ y hermano del carismático Kase.O. En 1994 publicarían su maqueta “…Es tan sólo un aviso” mientras que ShoHai y R de Rumba comenzaban a hacer historia con Bufank en 1990, publicando seis años después su primera maqueta homónima, seguido de su trabajo “Ciego de Sábado Noche”.

Otros proyectos interesantes fueron la unión del famoso productor Hazhe y Erik B bajo el nombre Psicocerebrales, mientras  que Xhelazz daba sus primeros pasos junto a Fuethefirst y Rapsusklei, dando lugar a nuevos  sonidos (con un toque ragga muy evidente por parte de Rapsusklei sin ir más lejos) y mezcolanza entre varios de los componentes.

Son destacables los esfuerzos asimismo de Flowklorikos, formados en 2001 por Rafael Lechowski, Carlos Talavera y Francisco Javier Sanz. Su sonido, menos agresivo y mucho más cercano al jazz en sus bases, además de unas cuidadísimas letras, más alejados del hardcore ortodoxo practicado por otros de sus paisanos.

Flowkloricos

Lo que es innegable es que Violadores del Verso (también conocidos como Doble V) sentaron las bases y el cuartel general de un sonido desgarrado y desnudo apoyado en los característicos ritmos de R de Rumba, creando así un sonido personal que se extendería inevitablemente por todos los rincones de la geografía española, impregnando otras escenas prominentes como lo eran Madrid o Sevilla.

Violadores del Verso

Su primera incursión a nivel discográfico toma lugar en 1998, con su primer EP homónimo, y vendrá seguido por auténticos éxitos de crítica y ventas como fueron Genios (2000), y el clásico Vicios y Virtudes (2001) además de Vivir para Contarlo (2006). Aun siendo este su último álbum hasta la fecha, los miembros no han dejado de colaborar estrechamente, tanto acompañando en giras a Kase.O o colaborando musicalmente, lo cual deja una puerta abierta al regreso del grupo y demuestra la buena relación de los componentes fuera de los escenarios.

Si bien es cierto que Violadores del Verso son  considerados los padres de esta escena, hoy en día ese fuego iniciado por los predecesores continúa ardiendo incesablemente gracias a veteranos y jóvenes como lo son La Jota, Sharif, El Momo (elegido como acompañante de Kase O en su última gira), CloakaCompany, Ossian o Grossomodo.

 

Lara U. R.