Entrevista: El Séptimo Crio

El Séptimo Crío es la seña de identidad del artista César Frey , firma creada en el año 2000 en sustitución de sus dos firmas anteriores y que a su vez fueron rupturas de diferentes etapas artísticas.

Nacido en Bruselas, de padres Asturianos, con 10 años vuelve a Piedras Blancas (Asturias) dónde pasaría un año hasta establecerse en Mieres. Con tan solo 13 años gana su primer Concurso de dibujo a Carboncillo, lo que acentuaría la curiosidad de aquel crío por las artes plásticas y que con los años se convertiría en obsesión hacia la pintura.

 

Al Graffiti lo veo en lo más alto y en lo más bajo de la sociedad (con los nuestros): Arriba cuando elija estar y abajo porque es su lugar.

-Tanto tiempo empuñando sprays, seguramente te permitió ver muchas evoluciones dentro de este mundo. ¿Qué echas de menos y que agradeces que haya evolucionado, desde tus primeros días escribiendo hasta hoy?

Seguramente, si mantuviera una charla entre colegas del gremio, la nostalgia nos invadiera por instantes hablando de los inicios pero mi esencia no es así; mi mirada siempre es al frente, la constancia y la perseverancia es el idioma de la cultura Hip Hop y también del Graffiti… La vida es como una cinta transportadora que se traslada en sentido contrario, si te detienes retrocedes.

-Seguir una pasión y conseguir hacerla tu forma de vida no es sencillo, en todo este tiempo ¿qué te resultó lo mas complicado?

Lo más complicado sin lugar a dudas es lograr entender que hay una vida mas allá del Graffiti y del Hip Hop…. Y que hay que cuidarla.

-Tuviste tu época de pupilo, tus procesos de mejora y el paso a la profesionalización. Ahora, te vemos impartiendo charlas en colegios y acercando un mundo, otrora tabú, a la enseñanza pero, no sólo en colegios alternativos si no que en centros de educación estatal. Está claro que si se quiere mantener una llama encendida, sea del movimiento que sea, hay que ofrecérselo a los mas jóvenes. ¿Cómo enfocas la información que quieres darles a los niños y cómo estructuras las charlas?

Los chicos están hartos de teoría. Es necesario hacerles ver que luchar por sus sueños es real y muy importante, por encima de los roles de productividad capitalistas; hacerles entender que tan solo con la empatía como bandera lograríamos la unión de los pueblos y con ésta, la victoria de las clases más desfavorecidas social y económicamente.

Evidentemente en estas charlas intento adaptar los mensajes a las edades , pero principalmente el mensaje es que la cultura Hip Hop no es tan sólo arte y deporte, si no que, detrás de cada uno de los que componemos esta gran familia hay una ideología grabada a fuego, cuya tendencia es la de proteger a los eslabones más débiles de la sociedad.

Cuidar la educación de los niños es cuidar de nosotros mismos, cuidar al planeta y a los seres vivos que lo habitan.

-También te pudimos ver repartiendo cultura en el programa “Ritmo Urbano” que se emitió en la televisión pública, dónde colaboraste junto a El Chojín. Cuéntanos más sobre la experiencia de expresar Hip Hop en una cadena con gran capacidad de audiencia.

Toda experiencia suma, compartir momentos con gente que ve las cosas con otra perspectiva siempre te lleva a cuestionarte tu vida, incluso a replanteártela y, por lo tanto a crecer. Sin duda mi paso por el programa me ha hecho avanzar.

-Tienes lienzos de todos los tipos y tamaños. ¿Te encuentras mas cómodo a pie de calle en una obra pequeña o sobre un andamio escribiendo a grandes dimensiones?

Adoro el colosalismo, adoro el Graffiti y su libertad… El saberte expuesto y que te juzgue todo el mundo cuando estás pintando un mural de grandes dimensiones, para bien o para mal, porque eso me ha llevado a crecer; todo lo demás está situado en los peldaños inferiores. Nunca he entendido el miedo al lienzo en blanco, cuando estoy frente a un edificio me siento como David ante Goliat… Muy pequeño. Es una sensación indescriptible, es… Como una gran aventura en la que no puedes permitirte un mal final.

 

Hemos llegado hasta aquí gracias a nuestra unión, no le debemos nada a nadie, el Graffiti es el arte del pueblo y es crucial que no se transforme nunca en un arte elitista, controlado y sumiso.

–Suponemos que momentos mágicos haya habido muchos pero, recientemente, fuiste el primer encargado del mundo en restaurar un Graffiti con dinero público; es un paso muy importante dentro del reconocimiento del Graffiti como arte y no cómo vandalismo. ¿Qué supone para César Frey personalmente y cómo ve César Frey que esto puede influir dentro del movimiento Graffiti?

¡Buena pregunta! Espero que la respuesta esté a la altura…

El movimiento Graffiti no debe de ser influido jamás por las instituciones públicas, ni por multinacionales, ni por los gobiernos… Somos una cultura acostumbrada a evolucionar por nosotros mismos, acostumbrados a resurgir de entre las cenizas ante las intentonas frustradas de aplastar el movimiento por parte de muchos gobiernos a lo largo de décadas de existencia. Hemos llegado hasta aquí gracias a nuestra unión, no le debemos nada a nadie, el Graffiti es el arte del pueblo y es crucial que no se transforme nunca en un arte elitista, controlado y sumiso.

-Uno de los cuatro elementos (o nueve según KRS One), junto al Rap, DJing y Breaking, es el Graffiti, que se complementan, unen y respetan recíprocamente. ¿Cómo ves esa unión dentro de la escena Hip Hop ? ¿Crees que se han ido distanciando a pesar de seguir teniendo ese gran núcleo común?

La respuesta pienso que podría contestarse con otra pregunta: ¿Podemos hacerlo mejor? ¿Estar más unidos? La respuesta es: ¡Sí!… Pero también te puedo decir una cosa, la unión está también en el corazón: A una madre la puedes tener a miles de kilómetros de distancia, no interactuar con ella, ni comunicarte incluso por ningún medio; aún así no la traicionarías jamás… Es una metáfora que puede explicar lo que siente un B-boy aún no siendo activo dentro de la cultura Hip Hop. La llevas siempre contigo aunque no pintes, no bailes o no cantes.

Tus obras son estudiadas y cuidadosamente trabajadas antes de ponerte a pintar, pero… ¿Alguna vez, para desahogar de tanta disciplina, aunque sea en tu casa, coges el spray y te pones a improvisar a mano alzada o a pintar con otra técnica que no sea spray?

Yo domino prácticamente todas las técnicas aunque últimamente las practique muy poco.La verdad es que me resultan todas aburridas y lentas desde que pinto exclusivamente con spray.

Por otra parte te puedo decir que no hay cosa mas relajante que pintar de forma improvisada. Esa parte existe en todas mis obras, parece todo estudiado pero no es así. Cada mural tiene una parte de aventura donde surgen detalles y nuevos efectos de repente… Esa parte es la que a uno le sorprende cada vez que pinta, nunca se deja de aprender. El Graffiti contiene la única técnica que no me aburre, todo lo contrario… Me hace verlo todo como el primer día que empuñé un spray: Con ojos de niño.

-¿Dónde ves el futuro del Graffiti y dónde se ve El Séptimo Crio en ese mismo futuro?

Al Graffiti lo veo en lo más alto y en lo más bajo de la sociedad (con los nuestros): Arriba cuando elija estar y abajo porque es su lugar.

En cuanto a mi, quién sabe lo que nos depara el futuro o qué bombón nos tocará de la caja, tan solo tengo una certeza, si la mente sigue lúcida y el cuerpo con fuerzas, me encontraréis en las calles.

www.elseptimocrio.com

 

David Sampedro

Algunos trabajos de El Séptimo Crío

1Comentarios

Comments are closed.